CONSUMOS MÁS REALISTAS

EL PROCEDIMIENTO WLTP

EL WLTP EN POCAS PALABRAS

El WLTP (Worldwide Harmonised Light vehicles Test Procedure) es un nuevo protocolo de homologación de vehículos en el seno de la Unión Europea que especifica un nuevo ciclo de prueba y un nuevo procedimiento para medir el consumo de carburante, las emisiones de CO2 y los contaminantes regulados para los vehículos ligeros* en condiciones normalizadas (de laboratorio).

 

*Vehículos ligeros = vehículos particulares y utilitarios ligeros < = 3,5 toneladas

El protocolo WLTP remplazará al anterior procedimiento de homologación (NEDC), que entró en vigor en 1992. Desde septiembre de 2017, todos los modelos nuevos comercializados por primera vez están homologados con el WLTP. A partir de septiembre de 2018, todos los vehículos vendidos tendrán que homologarse con el WLTP. Este nuevo protocolo de pruebas en laboratorio se completa con la medición de las emisiones de contaminantes en uso real: Real Driving Emission (RDE).

 

El nuevo protocolo WLTP permitirá a los consumidores hacerse una idea más precisa del consumo de carburante y las emisiones de CO2 de su vehículo.



DS AUTOMOBILES Y EL NUEVO PROTOCOLO WLTP

En cuestión de emisiones de NOx, los vehículos de DS Automobiles equipados con motores Euro 6.2 respetan, con 3 años de antelación, el coeficiente de conformidad de 1,5 (medición RDE – Real Driving Emission) que exige la normativa Euro 6d de 2020.

 

Gracias a las sensatas decisiones tecnológicas implementadas antes de la entrada en vigor de la normativa (SCR en diésel y GPF en gasolina), nuestros vehículos están ya homologados con el WLTP (obligatorio para todos los turismos a partir de septiembre de 2018), que se acerca más al uso real de los clientes.

 

El cliente es nuestra mayor preocupación. Por eso siempre hemos defendido la aplicación de procedimientos representativos del uso de los clientes y nos esforzamos por anticiparnos a los nuevos protocolos y seguir a la cabeza de la tecnología.
Como prueba de nuestra transparencia, publicamos en nuestro sitio Web los consumos de nuestros modelos desde 2016 y sus emisiones de NOx desde marzo de 2018 en condiciones reales de uso, según un protocolo desarrollado con dos ONG (T&E y FNE) y certificado por un organismo independiente (Bureau Veritas).

¿QUÉ CAMBIA CON EL WLTP?

Modificaciones de los procedimientos de ensayo estandarizados

DEL NEDC AL WLTP

El nuevo procedimiento WLTP tiene el objetivo principal de garantizar una mejor representatividad de las condiciones de uso real de los vehículos y sus tecnologías actuales durante la homologación. Define condiciones de ensayo más estrictas y un perfil de circulación más dinámico que el anterior ciclo NEDC, elaborado en los años 90. Su creación se ha hecho a partir de datos de circulación reales, mientras que el NEDC se basaba en perfiles de conducción teóricos.

 

El WLTP genera además valores más precisos, ya que tiene en cuenta las especificaciones de cada vehículo, incluidos todos sus equipamientos opcionales cuya influencia en el consumo de carburante y las emisiones de CO2 puede ser notable. Los valores WLTP son, en determinados casos, superiores a los valores NEDC para un mismo coche. Eso no significa que se degrade el rendimiento del consumo de carburante, simplemente se trata de una nueva medida basada en un referente más riguroso, más largo, que refleja mejor los usos reales del vehículo.

NEDC Vs. WLTP

Principales diferencias entre los dos procedimientos de pruebas

NEDC WLTP
Ciclo de prueba Ciclo de prueba único Ciclo dinámico más representativo de condiciones de conducción real
Duración del ciclo 20 minutos 30 minutos
Distancia del ciclo 11 kilómetros 23,25 kilómetros
Fases de conducción

2 fases, 66 % de conducción urbana y 34 % de conducción rural

4 fases más dinámicas, 52 % de conducción urbana y 48 % de conducción rural
Velocidad media 34 km/h 46,5 km/h
Velocidad máxima 120 km/h 131 km/h
Influencia de las opciones individuales El NEDC no tiene en cuenta el impacto en las emisiones de CO2 y el rendimiento Se tienen en cuenta las características adicionales (que pueden variar en función de los modelos)
Cambios de velocidad Cambios de velocidad fijos Puntos de cambio calculados para cada vehículo
Temperaturas de prueba Mediciones realizadas a entre 20 y 30 °C Ensayos realizados a 23 °C, CO2 revisado a 14 °C

EMISIONES EN SITUACIÓN DE CONDUCCIÓN REAL

Real Driving Emissions - RDE

Desde septiembre de 2018, además del protocolo de homologación WLTP, todos los fabricantes tendrán que medir en situación de conducción real (RDE) las emisiones de sus modelos de todos los vehículos vendidos en la UE, Suiza, Turquía, Noruega, Liechtenstein, Israel e Irlanda.

 

Durante estas pruebas RDE, las emisiones de contaminantes como los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas finas se miden en carretera abierta para obtener una información más realista.

FAQ

¿QUÉ SIGNIFICA WLTP?

El WLTP es el acrónimo de «Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure» (Procedimiento mundial armonizado para ensayos de vehículos particulares y utilitarios ligeros).

 

Se trata de un nuevo procedimiento de pruebas que permite obtener un análisis más realista del consumo de carburante y de las emisiones de CO2 de un vehículo. A partir de septiembre de 2018, todos los vehículos matriculados por primera vez tendrán que certificarse con el WLTP. El protocolo WLTP reemplazará progresivamente al antiguo procedimiento NEDC (New European Driving Cycle).

¿QUÉ ES UN CICLO DE CONDUCCIÓN WLTP?

El consumo y las emisiones de un vehículo dependen del estilo de conducción de cada persona, por eso se ha recogido una gran cantidad de datos por todo el mundo para la norma WLTP. Estos datos se han utilizado para definir cuatro fases representativas con cuatro velocidades medias: baja, media, alta y muy alta.

 

En el transcurso de cada una de estas fases, se miden distintas situaciones (frenada, aceleración, detención) de diferentes maneras para reflejar las situaciones de conducción cotidianas. La combinación de estas fases permite obtener el denominado «ciclo de conducción».

 

El consumo de carburante se presenta para cuatro situaciones de conducción diferentes, con un valor combinado global para los vehículos de gasolina, diésel, híbridos e híbridos recargables.

¿QUÉ SUPONE EL WLTP PARA MÍ?

La entrada en vigor del protocolo WLTP significa que el consumo de carburante y las emisiones de CO2 indicadas en la descripción de un vehículo reflejan con mayor precisión los valores emitidos en situación de conducción real.

 

El procedimiento WLTP tiene en cuenta las opciones individuales (por ejemplo, neumáticos de invierno o techo de cristal), por lo que permite obtener valores más realistas basados en la configuración exacta de su vehículo.

 

Naturalmente, los valores más realistas suponen que los vehículos equipados con un motor de combustión darán valores de consumo y emisiones más elevados, mientras que los vehículos eléctricos (incluidos los híbridos recargables) presentarán una autonomía reducida. Esto también puede entrañar un aumento del número de vehículos afectados por el impuesto al CO2. Sin embargo, los vehículos homologados con el WLTP seguirán con la base fiscal establecida por el NEDC. A corto plazo, los sistemas fiscales basados en las emisiones de CO2 no cambiarán (impuesto al CO2, impuesto a los vehículos de empresa).

¿QUÉ SIGNIFICA RDE?

RDE es el acrónimo de «Real Driving Emissions» (emisiones en situación de conducción real). Se trata de un nuevo procedimiento que permite medir las emisiones de contaminantes como los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas finas.

 

Como su nombre indica, las RDE se miden en carretera abierta, en condiciones de conducción reales, y no en laboratorio. Estas medidas se obtienen gracias a un aparato inteligente llamado PEMS (Portable Emissions Measurement System, Sistema de medición de emisiones portátil) que se fija a la parte trasera del vehículo durante la prueba.

¿QUÉ SIGNIFICA EURO 6?

Euro 6 es la norma actual que fija los límites de emisiones contaminantes. Define valores máximos de emisión de partículas finas y óxidos de nitrógeno inferiores a los de la anterior norma euro 5.

 

A partir de septiembre de 2018*, la norma Euro 6 entra en una segunda fase: la norma euro 6.2. Exige límites más bajos todavía que la fase anterior en materia de partículas finas para los vehículos con motor de gasolina.

 

*Se aplica a los vehículos nuevos. Los nuevos tipos de vehículo estarán sujetos a las nuevas normas de emisión un año antes.

¿QUÉ ES LA REDUCCIÓN CATALÍTICA SELECTIVA?

Para reducir más todavía los valores de emisiones contaminantes de un vehículo, se añade un amoniaco líquido, denominado AdBlue®, a los sistemas de escape de los vehículos diésel. La reducción catalítica selectiva (Selective Catalytic Reduction, SCR) con AdBlue® permite reducir hasta en un 90% los óxidos de nitrógeno. Lo que queda es principalmente vapor de agua, nitrógeno y CO2.